Portada > Módulo Noticias > La alimentación en el siglo XVIII

La alimentación en el siglo XVIII

09/08/2016

Comienza a usarse el limón en el tratamiento del escorbuto por una apreciación empírica pero correcta.  Se comienza a beber champán en la corte francesa siendo madame Pompadour, la amante de Luis XV  gran partidaria de este vino ya según ella, era la única bebida que podían tomar las mujeres sin perder su belleza;  a la vez, la favorita tomaba mucho chocolate con doble cantidad de vainilla de la que se acostumbraba a poner en esta golosina ya que entonces se hacía artesanalmente con más o menos azúcar, canela o vainilla según fuera el gusto del cliente y madame Pompadour lo quería muy vainillado como afrodisíaco.

Por su parte, a la reina María Leczynska esposa de Luis XV, uno de los platos que más le gustaba eran las lentejas rojas en lo que coincidía con uno de los sucesores de su marido, el rey  Luis XVlll, que al parecer preferían a otras muchas exquisiteces.  (Sin ser de la familia Borbón a mí también me gustan mucho y por lo visto le pasaba lo mismo a Esaú que vendió a Jacob los derechos de primogenitura por un plato de lentejas).

Maria Antonieta, la esposa austríaca de Luis XVlll, hizo montar una vaquería y un molino en el Petit Trianón, pues a ella y sus damas de honor y amigas les encantaban los platos y postres a base de leche.

En este siglo se aposentó la costumbre de beber café en Francia, té en Inglaterra y chocolate en todas las clases sociales en España y continuaron los estudios y experiencias para obtener nuevas variedades de frutos, verduras y cereales y en Inglaterra comenzaron a usarse las primeras máquinas para aventar y trillar el trigo.

Archivado en: Artículos
comments powered by Disqus
comments powered by Disqus